nuevo logo

Lima, martes 21 de noviembre del 2017

LIBRO

"Robo al Banco  Nuevo Mundo"
La verdad sobre la persecución a  la Familia Levy

-
 
LINKS PARA LEER EN PANTALLA
-
EN CASO DE PROBLEMAS TÉCNICOS
 

Chorrillos y el robo del terreno

En 1994 , en licitación pública y bajo la ley de la Autoridad Autónoma de la Costa Verde se compraron a la Municipalidad de Chorrillos, cuyo Alcalde era Hugo Valdivia, 200 hectáreas de terrenos con 5 kilómetros de frente marino en 5 millones de dólares al contado. El contrato obligaba a la construcción y al desarrollo de la zona. El proyecto buscaba impactar positivamente en ese distrito y en la ciudad de Lima creando las condiciones para no seguir viviendo de espaldas al mar.

Sin embargo el Alcalde entrante Pablo Gutiérrez decidió desconocer los contratos más no devolver ni consignar el dinero. El siguiente burgomaestre de este distrito Augusto Miyashiro continuó en esa misma línea ilegal no obstante el compromiso de la municipalidad al momento de la venta de colaborar con todos los trámites y licencias municipales requeridos.

Gracias a la tenacidad de mi hermano Isy se logro en el 2007, luego de más de una década, las licencias de construcción y los permisos que otorga el Instituto Nacional de Cultura, es decir los CIRAS (Certificados de Inexistencia de Restos Arqueológicos) que además se inscribieron en Registros Públicos.

Se inició el proceso de habilitación urbana que permitía la construcción de edificios sobre 20 hectáreas. Más de 80 edificios de 15 pisos en promedio cada uno, convertirían esta zona abandonada por décadas en un nuevo eje turístico y urbano para Lima. Esta primera etapa representaba el 10% del proyecto. La idea final era poner en valor el fantástico litoral desperdiciado y permitir que los habitantes de nuestra ciudad capital aprovechen los beneficios del mar y de la convivencia con la vida marina. Buscábamos lo que tantas ciudades del mundo tienen y utilizan como atractivo natural: el acceso al mar.

Pocos meses después de haber inscrito todas nuestras licencias en registros públicos e iniciadas las obras de habilitación, el Presidente Alan García declaró en la televisión que nuestra propiedad había sido escenario de la Guerra del Pacífico y que la misma tenía que intangibilizarse. Ordenó al INC que emitiera una resolución directoral mediante la cual convertía nuestros terrenos en históricos y por lo tanto en intangibles.

Lo cierto es que el terreno tiene una forma inusualmente irregular, y los linderos están definidos por la cota o altura. Este límite no alcanza al Morro -parte alta- y por lo tanto la parte histórica estuvo siempre resguardada. Nunca adquirimos el Morro. Más aún en el laudo arbitral, del 15 de enero del 2001, se ratifica que el Morro Solar no es parte integrante de la propiedad.

Es importante señalar que en la zona funcionaba un polígono de tiro del Ejército que se retiró voluntariamente.

Frente a esto consultamos al Ejército del Perú, pidiéndole opinión técnica a través de sus historiadores, la misma que señaló claramente que en esos terrenos nunca hubo episodio alguno de ninguna guerra en la historia del Perú.

¿Por qué el Presidente García mintió públicamente sobre BNM y sobre nuestro terreno en Chorrillos? ¿Qué tenía que hacer el Presidente del Perú interviniendo en estos dos casos puntuales?¿Qué interés tiene?

Documentos probatorios